Economía

Hanke: Norcorea impulsó una dolarización espontánea que estabilizó su economía.

Las sanciones económicas impuestas a Corea del Norte no necesariamente es la razón por la cual su líder Kim Jong-un se está abriendo a para un diálogo que incluye una cumbre con el presidente estadounidense Donald Trump, según señala el economista experto en monedas problemáticas, Steve Hanke.

“Para empezar, no había mucho que aplastar (de la economía). Y, contrariamente a las repetidas conjeturas de los expertos en asuntos internacionales, lo que sea que haya, la economía norcoreana parece ser bastante estable”, indica en un artículo publicado en la revista Forbes.

Hanke destaca que si bien es difícil obtener datos económicos confiables de Corea del Norte, un país con más de medio siglo de aislamiento, existen datos confiables sobre los precios clave como el dólar y el arroz. Ambos son mercados negros muy activos y cuyos precios se conocen con frecuencia.

“Antes de que Kim Jong-un asumiera el poder en 2011, Corea del Norte experimentó graves problemas económicos. Estos incluyen hiperinflación y hambruna”, apunta el economista y refiera que al menos la inflación ya no es un problema, gracias a una serie de reformas impuestas desde ese año.

“Mis estudios muestran que un episodio de hiperinflación comenzó en diciembre de 2009. Fue entonces cuando la tasa de inflación mensual superó por primera vez el umbral de hiperinflación del 50% por mes. La hiperinflación de Corea del Norte alcanzó su punto máximo a principios de marzo de 2010, cuando la tasa de inflación mensual alcanzó el 926%”, agrega Hanke.

Desde 2011, el nuevo líder inmediatamente siguió políticas para estabilizar el won (la moneda norcoreana), los precios y la economía. “En lugar de intentar otra reforma cambiaria desastrosa, Kim Jong-un siguió un enfoque de dos frentes en la esfera monetaria. Por un lado, la política monetaria nacional se estableció para que el won siguiera al dólar en el mercado negro. La estabilidad del tipo de cambio se convirtió en el objetivo de la política monetaria no escrita de Corea del Norte. Mientras que, por otro lado, también se introdujo lo que podría llamarse una política de abandono benigno. Esto permitió la “dolarización” espontánea de la economía. En consecuencia, el yuan chino y el dólar se convirtieron en monedas” de uso común, reemplazando al won.

“Los enfoques de Kim Jong-un de “dolarización” espontánea y “privatización” han funcionado mucho mejor de lo que la prensa y los expertos en asuntos internacionales nos quieren hacer creer. Basta con mirar las tasas de cambio won/dólar. El precio de mercado libre más importante en Corea del Norte ha sido muy estable desde 2012″, dice Hanke.
Fuente: Banca y Negocios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s