Economía, Nacionales, Politica, Venezuela

Plan del gobierno pretende crear ilusiones para imponer un nuevo modelo.

Analistas señalaron que las medidas económicas implementadas por el presidente Nicolás Maduro tienen un trasfondo político, que es el de crear expectativas en la población de que existe una recuperación económica en el país e intentar consolidar el modelo socialista, que afirman, ha fracasado.

Los politólogos Fernando Espiritto y Piero Trepiccione coincidieron con Félix Seijas, director de la encuestadora Delphos, al analizar el “programa de recuperación económica 2018” que anunció Maduro, y afirman que este forma parte de una estrategia de movilización política que persigue obtener la atención de la gente y crearle ilusiones de que las medidas gubernamentales tienen éxito.

Para los analistas, el paquete económico de Maduro técnicamente no tiene buen augurio para superar la crisis del país, pero políticamente está diseñado para mantener la atención de la población en esas decisiones anunciándolas a cuenta gotas y generando información constante sobre ellas.

Trepiccione, director del Centro Gumilla en Lara, indicó que el equipo de Maduro llevó a la gerencia pública la técnica del factor sorpresa –utilizado por los militares– para mantener la zozobra en la población sobre el plan que, a su parecer, tiene el objetivo de mantenerse en la agenda pública y con ello aislar a la militancia opositora de su liderazgo y así salir ileso de 85% de rechazo nacional que tiene. “Aplican la lógica de quebrar la resistencia interior y que no haya posibilidad de contrapeso interno”, expresó. “El gobierno lanza una operación de esta naturaleza para asumir el control absoluto de la agenda a como dé lugar, y no darle espacio a la oposición ni que se maximice en el escenario de la comunidad internacional que tiene en su contra”, agregó.

Espiritto señaló que la crisis migratoria que atraviesa el país puede ser resultado de la estrategia de movilización que está enfocada en la exclusión de quienes se oponen al modelo de gobierno. “Es una táctica deliberada para promover la migración masiva; los beneficios a corto plazo pueden ser evidentes. Esto le conviene al gobierno de Maduro porque alivia conflictos internos, pero a mediano y largo plazo esto puede crear un frente de lucha internacional que puede tener consecuencias peores”.

Comprando fe. Espiritto, profesor universitario, cree que Maduro quiere generar confianza en los venezolanos y por ello mantiene en la palestra pública información constante y nueva sobre su plan económico. “El programa está mal hecho técnicamente. Al gobierno no le queda otra alternativa que venderlo constantemente; hacer que la gente se movilice para dar la impresión de que tiene éxito”, explicó.

Ambos politólogos opinan que la “ofensiva” de Maduro persigue el objetivo de avanzar en su modelo ideológico de instaurar, de cualquier manera, los mecanismos de control social que han venido gestando en los últimos años, los cuales les ha resultado beneficiosos en procesos electorales. Trepiccione considera que por esa razón el gobierno involucra los beneficios del Estado con herramientas de control político. Por ejemplo, el uso del carnet de la patria para que las personas mayores cobren las pensiones.

Trepiccione ve con curiosidad que el gobierno implemente estas medidas previas a las elecciones municipales de diciembre –que no han calado mucho en la población– y en el último cuatrimestre de su mandato. “Las medidas de Maduro intentan afianzar el modelo distributivo de control social con el que en cualquier tipo de elección que realicen tendrán el éxito garantizado. Ahora todas las estrategias del gobierno apuntan a esa dirección, que les ha resultado desde 2015”, explicó.

Para Seijas el modelo que busca implementar Maduro no es nuevo: “Es el mismo que han puesto en marcha desde hace 19 años”, que con esta etapa trata de expandirlo con mayor control a través del carnet de la patria y condicionar el acceso a los derechos de los ciudadanos.

“Son movimientos con fines políticos para acelerar el caos y facilitar la toma de control de todo. Se imponen como el único proveedor de bienes para que a las personas no les quede más remedio que aceptar sus dádivas. Se tornará un asunto de sobrevivencia. Intentan envolver todo el plan perverso en papel dorado, que mientras el brillo encandile, avanzan”, expresó.

Mayor presión. Espiritto sostuvo que otro de los fines del programa de “recuperación” que impone el gobierno es la represión contra los venezolanos, pues indicó que la economía se administra con mercado, Estado de Derecho, incentivos positivos de inversión y respeto a la propiedad privada. Considera que el paquete de Maduro está alejado de eso y apegado a la represión. “El chavismo no concibe ningún proceso social ni económico que no esté al servicio de una estrategia de control ni de acumulación de más poder”, añadió.
Fuente: El Nacional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s